Colección VALENCIA 1909

Filosofía

…el hipnótico tintineo de una caja de música, un broche de cristal envejecido, retales de seda celeste, batallas de flores, solemnes edificios, postales manuscritas y reliquias secretas...

La colección VALENCIA 1909 está inspirada en la Exposición Regional celebrada en Valencia en 1909.

Su inauguración ha viajado en la memoria de cuatro generaciones de valencianos como un tiempo feliz, de logros y brillo. A partir de ahí, casi un siglo después, Carlos Haro revive las fastuosas arquitecturas construidas para la ocasión, evocando no sólo aquel certamen impulsado por Don Tomás Trenor Palavicino y el Ateneo Mercantil, sino también el vigor de la Valencia que lo hizo posible.

Como si de una serie numerada de íntimas postales se tratara, en esta colección veremos muchos de los edificios que componían el apoteósico marco de la Exposición. el Gran Casino, el Palacio del Ayuntamiento, el Palacio de Bellas Artes, la Fuente Luminosa, el Arco de Entrada, los Reales Patrimonios, el Palacio de Fomento, el Salón de Actos, el Umbráculo, el Tobogán o el Palacio de la Agricultura, son algunos de ellos.

La arquitectura modernista de principios de siglo, el arte y los estilos de diseño, además de otros inventos del momento como el cine o la fotografía, son algunos de sus ejes creativos.

Para Carlos Haro 1909 fue el año del glamour. Hoy, cien años después, se recrea en las fascinaciones que traía consigo el nuevo siglo XX, presentando una exclusiva selección de piezas de Alta Costura. Lujo y sofisticación para una mujer muy femenina que cree en la magia.

LÍNEA

Imperan la líneas sirena y copa invertida, a partir de las cuales los patrones se irán transformando creando movilidad y fluidez. Sensualidad en siluetas con amplios escotes.

Destaca el empleo de la pintura en los diseños, ya que dichos dibujos han sido realizados de manera manual y exclusiva sobre cada pieza. Estos estampados reproducen los diferentes edificios e imágenes que han motivado esta colección.

Coexisten técnicas y acabados preciosistas, tales como los remates en cristal, las texturas deshilachadas o las superposiciones de volantes y pañuelos.

COLOR

La gama de color, que ha sido creada expresamente por el diseñador, es extensa y gradual, desplegando un abanico cromático colorista, suave y ligeramente envejecido. Desde los tonos pastel como el celeste, lila, verde, amarillo, naranja y rubí hasta la intensidad del gris plomo.